Mostacho (Cartagena)

Llevo tiempo queriendo escribir sobre esta brasserie cartagenera a la que casi vi nacer. Voy constantemente y siempre me repito que tengo que hacer una entrada ya, pero al final, entre unas cosas y otras se me pasa, porque sé que voy a volver siempre que pueda.¡ Pero hasta aquí hemos llegado!

Mi primer acercamiento fue gracias a las redes sociales, fuente inagotable de descubrimientos, y fue tomándome un asiático, y me sirvió para curiosear a ver de qué iba a ir este nuevo sitio que se abría paso alejado de la zona de moda, como podía ser la calle del Aire o Cuatro Santos.

Mi primer asiático en Mostacho

Su estética me gustó mucho, cierto aire rústico, con unas florecitas sobre la mesa, las paredes decoradas con fotografías de mostachos notables del mundo de la cultura y la política y las bobinas reconvertidas en mesas son muy guais.

Eso es branding-, me dijo Rigo.

También he visto su evolución, tanto a nivel funcional como de carta, adaptándose a las nuevas necesidades. La que tenían en un principio se parece a la actual, aunque han ido aumentando los platos y productos que ofrecen. Hoy día es uno de los locales más completos que conozco, ya que por su horario (abren desde las 8 hasta las 12 de la noche) da lugar a poder hacer todas las comidas del día en él y te da hasta para tomarte unas copas. ¡Y tienen hasta cerveza propia! ¿Qué más se puede pedir? Pues ahora veréis cuando os cuente.

De los desayunos he hablado ya en el blog anteriormente, que tienen un precio tan espléndido como sus tostadas. Y también tienen unas meriendas espectaculares, con batidos gigantes como para que se los beba Tarta de Fresa y tartas de estilo americano.

Su plato estrella, sin duda, las hamburguesas, caseras, y hechas con mucho mimo y cuidado, y para todos los gustos con un pan muy rico que lleva un sello con el dibujo que representa al local, el bigote. Con cebolla caramelizada, guacamole, bacon, y demás ingredientes nobles, las hamburguesas llenan un montón, vamos, que con una cerveza y una de estas ya tienes la cena, y yo muchas veces no me la puedo acabar. Y calidad-precio, inmejorable.

También tienen molletes, y son un poco más ligeros, por si no quieres comer mucho, y también están muy buenos. Los tienen de carne mechada, con pimientos fritos,… Una delicia.

La carta se completa con tapas rápidas tipo tortilla de patatas, marineras (normales o de guacamole), magra con tomate, lágrimas  de pollo con salsa miel y mostaza, calamares, fritura,…

Eso sí, si uno tiene la idea de ir, más vale ir temprano, porque por las noches se pone de bote en bote, siendo casi imposible colocarte en alguna mesa si llegas más tarde de las diez, porque este local, aparte de tener encanto, tiene mucho ojo para el negocio, porque ha sabido moverse sirviéndose de la herramienta más poderosa que  existe hoy día para publicitarte: las redes sociales.  Y muy buena mano para las fotografías, a las que podríamos colgarle siempre  un #foodporn . De hecho, mientras estoy haciendo este post y reviso la información del sitio en su Facebook se me está haciendo la boca agua con las fotos que tiene colgadas. O si no su Instagram.

P.D. Importante! Chicxs gluten-free, en Mostacho os van a cuidar genial, ya que disponen de pan sin gluten para hamburguesas y desayunos, y de sidra y cerve  para acompañarlas (las hamburguesas y los molletes, claro :)). Y cuidan mucho el tema de la contaminación cruzada.

Mostacho  Bar –> C/ Licenciado Cascales, 10. Cartagena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s