Karak (Valencia)

FOTOS: @negativoensepia y moi-même

Casi un año. A eso lo llamo yo constancia.

Un año ha pasado (casi) desde la última entrada del blog. Y no es porque no haya comido desde entonces, ni muchos menos, pero lo vas dejando, dejando. Y no es porque no me falten ganas, pero van llegando cosas que hacer, nuevas responsabilidades, … En fin. No tengo excusa.

La entrada de hoy está dedicada a la cocina de las nuevas chefs que están pisando fuerte en la cocina española de vanguardia. Arriesgada, rompedora, le gusta jugar con los sabores de aquí y de allá para darle un aire diferente a la cocina.  Trabaja desde hace muchos años en la cocina, pero yo no la conocí hasta que llegó un conocido programa de cocina, Topchef, a enseñarnos sus cualidades en los fogones.  Rakel  Cernicharo me ha sorprendido. Y bastante. Su mezcla se sabores con mucha personalidad me ha dejado un buen recuerdo en las papilas gustativas.

Fuimos a Valencia, como ciudad de paso para seguir hacia la comarca del Matarraña, y  de paso fuimos a hacer una visita que teníamos pendiente:  la visita a Karak. Situado en el hotel One Shot Mercat 9, tiene tres espacios para elegir, ZONA BARRA, en mesas altas y para comer de carta y ver a la chef entre fogones;  ZONA GASTRO, en mesas bajas y para el menú degustación de temporada; y un RESERVADO, en la zona de la bodega, para grupos.

Nosotras elegimos zona GASTRO para menú degustación. Al principio yo dije que corto, CIERVO, porque,  aunque hay mucha gente que piensa que con estos platos te quedas con hambre, nada más lejos de la realidad. Al final cambié de idea, porque estaba todo demasiado bueno para dejar de comer tan pronto. Así que cambiamos a GRAN CIERVO. El primero lleva 7 platos y postre al centro, y son 48 euros más bebidas. El segundo son 65 euros, con 10 platos y postres individuales. Yeah. Y merece muuuucho la pena.

Comenzamos.

 

Detalle de cristalera vista desde dentro
Foie
El bocadillo de calamares
No recuerdo
Una crema con mejillones, un poco picantona, con alegría
Con té matcha
La estrella de la casa, un salmón cocinado a baja temperatura, para blasfemar
Papadica
Don’t remember, sorry
Tenedor que recuerda a las astas del ciervo, emblema de la Casa Karak
Don’t remember, so sorry

Postres

Chocolate a lo loco
Frutal y pasional
Moras y frutos rojos
Un café aromático para acabar el festín
Pequeña aclaración para los perdidxs

Tres “peros” encontrados: que no ponen un papel con los platos que vas tomar, para las que tienen mala memoria,  que los aseos son pequeños y que no pude conocer a la chef  para decirle lo bueno que estaba todo (aunque un par de semanas después mis cuñados tuvieron la suerte de conocerla en la misma situación). Nada de lo que no se pueda pasar con tal de comer bien.

 

RECUERDA:

Restaurante Karak (chef Rakel Cernicharo)

Carrer del Músic Peydró, 9, 46001 València (tienes que entrar por el hotel Hotel One Shot Mercat 09)

Menú Gran Ciervo –> 65 euros + bebidas + café