Y de nuevo llegó Amor (Cartagena)

FOTOS: NEGATIVO EN SEPIA

Casa Taller Birdie –> dirección : Cualquier Lugar Con Encanto (Región de Murcia)

Precio: sobre los 20 euros.

Ayer llegaron de nuevo las cenas clandestinas de Birdie, y allí estábamos las tres con el paladar preparado y el cuchillo y el tenedor acechando en la sombra. Muchos meses de espera, mirando Facebook una y otra vez, actualizaciones, noticias, pero nada de las cenas. Hasta que llegó el día en el que el ojo avispado de Rigoberta vio el mensaje mesiánico en la red: “Comenzamos temporada de cenas Birdie el próximo viernes 23/10.[…]” . No había anunciado el menú y allí estaba la Rigo haciendo la transferencia pertinente que nos aseguraba el puesto en la apertura de temporada. Y así volvemos al principio de la historia, o del cuento, porque la cena fue en un lugar que me da mucha ternura, por la ilusión y el arte que le han puesto sus dueños para que se les quede un local digno de acoger a un soldadito o a una bailarina.

IMG-20151024-WA0006
¿Soldadita o bailarín?
IMG-20151024-WA0000
Ya queda menos…

El Soldadito de Plomo es estupendo para un café, una merienda o un suspiro, y puedes pedirte algún pastel de los que hay preparados en la vitrina, caseros, cosa que yo echaba de menos en muchas cafeterías, porque no es lo mismo ir a tomarte un café solitario que ir a merendar. Si alguna vez tenéis ocasión, probad el pastel de pasta choux relleno de nata. No comments, como rezaba aquel cartel que ponían antiguamente en una sección de noticias de la 2.

Y volviendo a la Birdiedinner, pues estábamos las tres en la mesita que nos tenían preparada, con su tapete de ganchillo, y un conejo de peluche que no paraba de observar  con interés a Negativo en Sepia desde el rincón. Enseguida llegaron unas patatas chips, cortesía de la casa, con especias y metidas en un cucurucho de los de antes, y que estaban buenísimas, con una Estrella de Galicia bien fresca,  que elegimos entre muchas opciones, como la sidra de barril o un vinico. Como buenas foodies intentamos adivinar, con nuestro entrenado paladar gracias a muchas cenas anteriores, las especias que llevaban las pataticas.

Cartucho de patatas rebuenas
Cartucho de patatas rebuenas

Después de este abreboca llegaron los siguientes pasos de baile, acompañados de una cuidada vajilla, marca de la casa: troncos de árbol, platos de nuestras bisabuelas con bonitos motivos florales, tenedores y cuchillos antiguos…IMG-20151024-WA0001

IMG-20151024-WA0010

PLIÉ. Como ha llegado la temporada de la calabaza que mejor que dar el siguiente paso del baile con una tostada con este fruto naranja (creo que asado), queso feta, rúcula y piñones. Estaba muy buena, porque la calabaza hacía las veces de crema untuosa y el pan de semillas le daba un toque rico, porque le daba más cuerpo a la tostada.

IMG-20151024-WA0002
Las tostadas de calabaza
IMG-20151024-WA0004
Detalle de las tostadas de calabaza

DEMI-PLIÉ. Llegó el pastel de patata, calabaza y mostaza con nueces y parmesano, todo muy bien acompañado de una ensalada de manzana, zanahoria y rabanitos con aliño de miso. Este título tan largo dio paso un plato redondo, con una base de patata riquísima, en la que se entremezclaban los granitos de mostaza y el dulzor de la calabaza. La ensalada con rabanitos le daba un toque fresco, que se oponía al del pastel, y combinaban armónicamente junto con el miso. A mí, que me gusta hacer combinaciones, mezclé el aliño de miso con el pastel, y quedó muy bueno, y eso me ayudó a que no quedase ni pizca de salsa en el plato.

IMG-20151024-WA0007
Detalle de la ensalada de rabanitos, zanahoria y manzana con aliño de miso
IMG-20151024-WA0012
Pastel de patata y la ensalada
IMG-20151024-WA0011
El pastel visto desde arriba

GRAND-PLIÉ. Y terminó la función con el postre, una tarta rústica con chocolate y canela. A mí me gusta todos los platos de Birdie, pero el postre es mi debilidad, porque soy muy golosa. Ella suele hacer postres que tienen como protagonista el chocolate, y lo suele acompañar o no con frutas. La verdad es que no había probado nunca un pastel con peras, porque no soy muy amante de esta fruta en los postres, pero he de decir que estaba divina en esta tarta, cuyo hojaldre se deshacía en la boca en miles de hojas suaves. El chocolate me recordaba al chocolate a la taza que hacía mi padre cuando era pequeña. ¡Qué buena!

IMG-20151024-WA0005
Tarta rústica de pera y chocolate

Y ahora a esperar con impaciencia la próxima cita clandestina.

Casa-Taller Birdie en Vogue y Plateselector.

Anuncios

Casa-taller Birdie

Foto: Negativo en Sepia

Casa Taller Birdie –> dirección: Cualquier Lugar Con Encanto (Región de Murcia) 

Menú hecho con mucha arte por la maga de Casa-Taller Birdie, más una bebida: 16€

Talleres de pan de masa madre, catering con encanto, cenas clandestinas…Casa-taller Birdie es una caja de sorpresas. Quien está detrás de todo este conjunto de actividades es una persona que hace magia con los productos de la mejor calidad: aceites de oliva con un sabor intenso a aceituna, verduras frescas, masas hechas con mucho amor, quesos caseros y un arte infinito.

Lo de cena clandestina es un concepto que me pareció muy curioso y original la primera vez que oí hablar de ello. La persona responsable de este proyecto suele buscar lugares con mucho encanto, que a veces poco tienen que ver con la hostelería, y traslada un trocito de su arte culinario al resto. Una asociación, un taller de costura, casas de huerta y alguna que otra cafetería suelen ser el escenario de sus meriendas o cenas clandestinas. Las cenas suelen constar siempre de un entrante, un principal y un postre, sumándole una bebida. Los menús son de inspiración vegetariana, aunque ningún carnívoro echará de menos la carne o el pescado, asegurado queda. El menú es cerrado y la creadora explica de qué platos constará en su blog y en su página de Facebook, por lo que de esta manera puedes saber si te gustarán o no, aunque yo confío plenamente en su criterio. La reserva y el pago se realiza con antelación, son cenas a las que asisten pocas personas, por lo que hay que darse prisa si uno quiere probar esos manjares.
El servicio se completa con una vajilla cuidadosamente elegida, antigua, que le confiere a la comida parte de su encanto.

Han sido varias cenas a las que he asistido y siempre estoy pendiente de nuevas fechas, porque los platillos que prepara bien lo merecen.
La última a la que fui se hizo en una cafetería con nombre de cuento, El Soldadito de Plomo, cuya dueña es encantadora y tienen una cuidada carta de cafés y tés, que se pueden acompañar de pasteles caseros.
El menú constaba de un entrante, paté de berenjenas con yogur griego y tahini. Después frittata de calabacín, tomate y queso de cabra acompañada de una ensalada de rabanitos, zanahoria, manzana con aliño de miso. Y por último, una tarta de miel con la que las lágrimas rodaban por mis mejillas de lo rica que estaba. La verdad es que siempre me suele ocurrir con las cenas de Birdie,disfruto como una enana, y, para recordarlas, me gusta mirar las fotos de su página web como si fuera una psicópata.
Las otras cenas a las que fui, recuerdo que me gustaron mucho los platos que nos presentó, pero no recuerdo los nombres de todos ellos. Algunos sí, como por ejemplo, la tarta tatin de queso de cabra y verduras varias, que sabía a gloria; la tarta de chocolate fundente, mmm; una sopa de calabaza, riquísima; entre otros.

Si tenéis alguna vez ocasión de poder asistir a alguna de sus cenas, no dudéis ni un instante y haced la reserva.