Via Romana (Los Belones)

Fotografías cortesía de Cris, Ser y Negativo en Sepia.

VÍA ROMANA : Calle Mayor, 84, 30385 Los Belones, Murcia   

Teléfono: 968 13 73 73

Precio medio: 20€ aprox

Si vas a Vía Romana no tienes más remedio que actualizar, porque ir a comer allí es un placer en todos los sentidos. Hace un par de sábados volvimos por allí, después de un año y nos encontramos con unas sugerencias del chef para chuparse los dedos literalmente. Por aquí dejo las fotos de esta útima actualización y juzgad vosotr@s mism@s.  Ahí van:

Aperitivo

Aceitunas arreglás con queso en polvo y especias
Aceitunas arreglás con queso en polvo y especias

Entrantes

Alcachofas con foie
Pizza con trufa, rúcula y jamón.
Pizza con trufa, rúcula y jamón

Platos principales

Panzerotti con bogavante, setas y almejas para chuparse los dedos
Los panzerotti
IMG_0526
Spaghetti con bogavante y gambas

IMG_0527

IMG_0530
Lasaña

IMG_0531

IMG_0536
Spaghetti con almejas y guindilla

IMG_0534

Y terminamos con los postres.

Los Belones es un pueblecito de los más pintoresco, situado a escasos kilómetros de cualquier playa del Mar Menor o del Mayor, y por esta situación privilegiada de la que goza, los turistas lo toman como punto de partida de muchas rutas hacia la costa. Alrededor de todo este turismo se han originado una montón de restaurantes de todas las nacionalidades, cafeterías,  bares de tapas y el Vía Romana.

Comer en Vía Romana fue una maravilla, no sólo por la comida, sino también por la compañía, porque hacía tiempo que no disfrutaba tanto, y porque ver contenta a la gente hace que me haga todo chiribitas.

image
Mientras esperábamos al solecico a que llegasen el resto de los comensales, estuvimos viendo la carta, y la elección estaba hecha al cruzar el umbral de la trattoria. Pizza cuatro quesos con chorizo, espaguetis con tinta de calamar y almejas, raviolis de queso con salsa de queso, raviolis de queso con verduras y albahaca y unos tallarines con mejillones y salsa de sidra. Qué bueno estaban todos los platos. En el caso de la pizza, los quesos sabían a los diferentes tipos de queso que ponían en el menú.

image

La pasta, al dente, con ingredientes de primera clase y las diferentes salsas, sabrosas.

Los postres también estaban buenos, pero como estábamos lleneticos compartimos, una opción siempre socorrida y que te da la oportunidad de poder probar al menos uno. Y los afortunados por pasar por mi paladar fueron la tarta de queso fría y el tiramisú, postre fetiche que debo probar allá donde lo encuentre.

El ambiente del local era muy agradable y cálido, que lo procuraban el personal muy atento y simpático y el buen humor que desprendían los comensales por una doble razón, por ser domingo y Navidad, y el bullicio hacía que se contagiara la alegría.

image

Es de precio medio, entre los 20 ó 25 euros, tomando platos principales, cerveza, vino y dos postres.

image

Después de comer nos entraron ganas de un café marinero y para esto lo mejor fue acercarnos a Busquets, en Cabo de Palos, con su expositor lleno de locuras dulces, de lazos con glaseado, de tartas de manzana súper finas, cruasanes de mantequilla y  de  roscones de Reyes. Pero hacía demasiado viento para estar a la orilla del mar, así que estar calentitos dentro nos pareció la mejor opción. Entre cafés y buena conversación fue pasando la tarde tranquilamente, sin querer.

Anuncios

Mano a mano (Murcia)

FOTOS: Negativo en Sepia

MANO A MANO: C/ Gutiérrez Mellado, 9 30008  Murcia

Teléfono: 644 72 29 11

Precio: muy bueno, 10€ por persona

El otro día estuvimos en un sitio que tenía muchas ganas de ir, de los que miras desde el coche y te dices “La próxima voy” y luego siempre se olvida, o no caes o lo que sea. Al principio cuando pasaba no tenía casi gente, pero el “boca a boca” hace mucho, y las redes sociales, y ahora siempre está de “bote en bote”, por lo que es mejor ir un día de semana y al mediodía.Es un lugar de comida rápida, pero todo lo hacen con amor y con ingredientes cuidados al máximo, porque el queso sabe a queso, y el tomate está bueno, la masa…Y si todavía no lo habéis adivinado tenéis una pista más: es pizzería y empanadillería a la vez. Si ya a estas alturas nada de nada, os digo el nombre y no sigo mareando la perdiz: “Mano a mano“, en Centrofama.

Como ellos mismos se describen, es un sitio de comida rápida, pero con ingredientes 100% naturales, hecho con mimo y alegría, y aunando lo mejor de dos países, el del lado de acá y el del lado de allá: Italia y Argentina. Tienen unas pizzas riquísimas, y a los que les guste la masa finita, esta es su pizzería, y a los que les guste que el queso de las pizzas sea buena, pues lo mismo.

También tienen unas empanadas criollas rebuenas, picantes para los más valientes o suaves, nuestra elección, y empanadas con rellenos varios, como la que nos pedimos, de roquefort y nueces.

La pizza era la pequeña (que de pequeña solo tiene el adjetivo, porque comimos perfectamente dos personas), porque también las hay familiares, con pimiento, sala mí y jamón york y una mozzarella buenísima, de las que al separar los trozos se crean puentes de queso. No recuerdo ahora mismo cómo se llamaba, pero estaba buenísima. Para completar nuestro menú, nos pedimos un pan de ajo con mozzarella, y olía (y sabía) para morirse de gusto. imagePara regar la pitanza, nos pedimos una Quilmes y un quintico de Estrella de Levante, que nos refrescaron el gaznate de buena manera.

image

Salimos con muy buen sabor de boca, y exultantes, por lo rica que estaba la comida y el personal tan agradable que tienen. Volveremos, y sí, es una amenaza.

 

Las tostadas del Milano (Murcia)

Fotografía: Negativo en Sepia

Café Milano –>Av. Abenarabi, 4, 30008 Murcia

Café con leche y media tostada de la casa: 2,50 €

Para mí el desayuno es la comida más importante del día. Da igual que luego coma cualquier cosa o cene poco, pero el desayuno es sagrado. Por eso me gusta elegir bien el sitio para desayunar, donde hagan las mejores tostadas, el café bueno y que tenga una terraza para tomar el solecito de invierno.

Para que un sitio de desayunos me conquiste debe tener una serie de ingredientes imprescindibles:

• El pan debe ser bueno, nada de panecillos pochos, congelados o del día anterior.

• El café, por descontado, no debe saber a maíz horneado, como saben algunos cafés que he tomado en los bufés de desayuno de ciertos hoteles.

• Lo que acompaña las tostadas, también tiene que tener una calidad mínima: la mantequilla, que sea mantequilla, no grasa vegetal como ponen en algunos sitios; y el tomate rallado, que esté rallado, y no triturado como te lo sirven algunas veces.

• Si se opta por bollería, debe ser casera y no industrial.

El Milano reúne sin problema todas estas condiciones. Es un pequeño café que abre unas cuantas horas al día, ya que se nutre de los desayunos y llega hasta el café de la tarde. Sus dueños, presumo, son italianos, al menos uno de ellos, lo que hace que tenga una carta especial de tostadas, muchas de ellas con embutido de la casa Ferrarini, para lo que prefieren desayuno salado. En la sección dulce de tostadas, las clásicas, y una de nutella, para los más golosos. Sin exagerar tendrán unas veinte clases de tostadas diferentes, y las hacen con un pan redondo, buenísimo.
Mi preferida es la tostada de la casa, con tomate rallado y parmesano por encima, a la que ponen también orégano.

En cuanto al café, increíble. Tiene uno de la marca Blackzi, que la conocí hace relativamente poco, una marca italiana con café está muy rico. La cafetería tiene una variedad inmensa, entre los que destacan cinco clases de capuchino diferentes, un paraíso para los amantes del café italiano. Yo suelo pedir el café con leche para desayunar, ya que lo hacen con espuma de leche y disfruto un montón mezclándola con el resto del café, lo que le da una buena textura a la bebida.

 

Tostada de la casa del Milano. Fotografía: Negativo en Sepia

 Los dueños son encantadores y ayer me sorprendieron al ver que tenían una botella de agua bien fría sobre la barra a disposición de los clientes, con los vasos preparados para echarte un buen vaso de agua, que apetece después de tomar el café, y más con el calor que hace últimamente por estos lares.

Sin duda, un lugar perfecto para desayunar.