Lima Limón (Murcia)

FOTOGRAFÍA: @negativoensepia (menos mal, porque tengo yo poca mano para las fotos)

Un día estuvimos hablando sobre los restaurantes que se podrían considerar “caros”. Para mí caro es el restaurante que te ofrece comida de poca calidad a precio normal, pagando por persona 15 euros y comiendo platos de los que te acuerdas dos horas después y no por lo buenos que estaban. “Caro” es cuando te cobran 16/17 euros por un caldero insípido, con unos calamares y chopitos que nadan en una balsa de aceite refrito. Por eso decidimos que a partir de entonces comeríamos una vez en un restaurante de precio medio en vez de dos en restaurantes “baratos”.

Y esta antigua conversación surgió mientras mirábamos la guía de restaurantes. No me gusta guiarme solo por la aplicación de TripAdvisor, pero he de decir que como listado de restaurantes me funciona muy bien. De esta manera puedo tener a mano todos los sitios de Murcia (o cualquier otro punto geográfico) y que no se me olvide ninguno y evitando repetir por no recordar otros. Lo que no me gusta de esta plataforma es la soltura con la que hablan ciertos usuarios aprovechando el anonimato de la red, pero está claro que todo tiene sus pros y sus contras, y hay que revisar siempre la proporción de malas críticas y además hacerles caso lo justo, porque algunas…

El caso es que después de mirar varios y de dejar otros es el tintero, llegamos hasta Lima Limón. Este juego de palabras muy bien traído le da nombre a un restaurante  de cocina peruana que abrió hace unos años en Murcia, pero que se mudó hace uno cerca de la catedral, en la calle Fuensanta.

Está amueblado de forma sencilla y funcional, predominado el blanco y con un detalle floral sobre la mesa que le da un airecillo campestre muy bonico. Se come tranquilo, sin griterío y con una música agradable de fondo, sin molestar. Se agradece, ya que muchas veces el ruido atronador de la gente gritando hace que la comida te acabe sentando mal mientras piensas lo bien que hubieses estado comiendo en la cocina de tu casa sin ruido mientras echas una mirada asesina a las mesas de tu alrededor.

También cabe reseñar que el personal es súper atento y te preguntan varias veces a lo largo de la comida tu opinión sobre los platos, e incluso el dueño sale a interesarse sobre tu experiencia en el local. Las atenciones siempre se agradecen.

Pero vamos al condumio, que en el fondo es lo que importa.

La carta no es extensa, cosa que se agradece cuando eres una persona indecisa y estudiarla es una obligación antes de pedir el plato. No se puede fallar.  El caso es que nos dejamos aconsejar por la chica que nos atendió, y la verdad fue un acierto, porque íbamos un poco perdidas al principio. La decisión picante sí, picante no, determinó los platos que se eligieron, ya que depende de cómo tengas el umbral del picor así puede ser tu plato. Y dado que mi umbral del picor no es muy alto, los platos no fueron ardientes. Platos como…

 Causa limeña de quinoa y cangrejo con lima y ají panca. Plato muy curioso a base de un puré de quinoa con lima, con trozos de cangrejo y un poco picantito.

Gambones con leche de coco y soja. Para mí el mejor de todos los platos. Estaba tan bueno: el gambón muy bien cocinado y la salsa, riquísima. Fuera de carta.

Ají de gallina. Hay que comerse todo el conjunto a la vez, de un solo bocado, la patata confitada, el huevo y el guiso de gallina que va sobre la patata.

Wantan de rabo de toro. Un ravioli de rabo de toro bien cocinado, regado con una salsa de verduras  en el que estaba cocinado el rabo.

La digestión se hizo muy bien y esto significa que los productos utilizados son de buena calidad y no había trampa ni cartón. Es tan importante disfrutar durante la comida como no sufrir el después.

IMG_0496

Y sí, disfruté mucho de esta, por la buena compañía, por la comida y el lugar. Un trío de escándalo.

A la lima y al limón…como cantaba la Piquer.

Lima Limón –> C/ Fuensanta, 5 30001 Murcia  Telf: 968 967 306

X Ruta de la Tapa (Cartagena)

Este año se cumplen diez años y nos ha dado por hacer la Ruta de la Tapa  por todo lo alto, aunque también os digo que no era el mejor año para hacerla: muchos establecimientos se han dado de baja y muchos otros parece que ya no tienen la misma ilusión que tenían en un principio. Aún así hemos encontrado pequeñas y sabrosas sorpresas como las dos tapas ganadoras y otros bocados de rechupete que dejo por aquí abajo. También es cierto que, dado que los bares y restaurantes ruedan solos se podría enfocar de otra manera, primando la creatividad y la innovación. Tanto ver Masterchef, Topchef y demás programas de fogones, nos hemos vuelto más exigentes, creemos que sabemos mucho de gastronomía y ya no nos sirve cualquier idea rica, también queremos que nos den un poco de caña al paladar y rock ´n roll (como dicen en esos programas). Eso es lo que he echado de menos en algunos lugares, que nos dejen con la boca abierta. Por supuesto, dentro del presupuesto, que los 2,50 tampoco dan para mucho.

Explorador Cibus – Cibus gastrobar – No me extraña que haya compartido premio con la tapa de la pastelería Kuss: estaba buenísimo, con el saborcillo del explorador de toda la vida más un toque creativo con la espuma (de violetas, creo) y le han puesto mucho cuidado en su creación. Mi primer voto fue para esta tapa.


Croquetón de jamón con corazón líquido de boletus – La tartana – Muy rico. La primera tapa que nos tomamos y empezamos con buen pie.



Lascas de chuletón de ternera gallega con sal Maldon y pimientos de Padrón sobre pan de centeno con mostaza – A taberna gallega – Muy bueno. Mi segundo voto fue para esta tapa, que tenía buena materia prima sobre el pan de centeno. Hecho con mimo y cuidado.


Sopa de fresas con aguacate y carrillera con migas de foie, polvo de pistacho y sal de avellanas – El loro – Original. Y la sopa de fresa hacia buenas migas con el resto de los ingredientes.


El Pichín de la manica y todo eso – La antigua maestranza – Muy bueno y muy completo.


Mini panettone relleno de solomillo de cerdo y salsa cremosa de cebolla y Oporto  – Kuss – Comparte premio con el explorador Cibus. El  panettone estaba muy esponjoso y la salsa riquísima. Sin duda también lo hubiese votado.

Tosta de secreto ibérico con salsa de champiñón  – Bar Carlos III – Muy bueno. Sin foto.


Brocheta de pollo con verduras de la huerta con salsa teriyaki  – El pincho de Castilla – Buena materia prima y bien elaborado.

También hubo otras tapas de la ruta que pasaron por nuestros estómagos, pero no estaban tan buenas como las que he publicado aquí arriba. La verdad es que está entretenido esto de ir cervecita por aquí, cervecita por allá. Ahora, a esperar a la próxima. Y… ¡felicidades a los ganadores!

El Sordo (Ricote)

A medio camino entre el exotismo de un paisaje canario  y un cuadro impresionista, el valle de Ricote emerge entre montes  como un lugar remoto, lleno de palmeras y naranjos, y  un río, el Segura, que serpentea entre  huertas y cañas. Como un oasis en en medio del desierto.

En este valle tan particular se encuentra El Sordo, un restaurante de tradición familiar y un hito para cualquier carnívoro habitante de la región que se precie. Su carta está orientada a la buena carne, criada en cautividad o de caza, tratada con respeto, y a los productos de la tierra bien trabajados, ya sea en formato tapa o ración.

Por aquí dejo un resumen de los platos, que por cierto estaban para chuparse los dedos. Así que…¡ a comer con los ojos!  O_o

 Julen Guerrero.

IMG_0462

Sorditos

IMG_0464

 Empanadilla de faisán.

IMG_0467

 Boletus edulis.

IMG_0466Lomo de gamo a la mostaza.

IMG_0465Lomo de venado al Fondillón.

IMG_0454Pelota de Ibn Hud de ternera y trigo.

IMG_0452Empanada de papada.

IMG_0453

Sorbete de limón.

IMG_0450

Flan de café con piña.

IMG_0451IMG_0441Tarta de queso

IMG_0455

Y por último, cafés, aunque aquí solo os puedo dejar una imagen del comedor, no del café.IMG_0442

El Sordo > c/Alharbona s/n    Telf. 968 697 150    Ricote (Murcia) 30610

Precio: 30/35 euros aproximadamente.

E-mail: info@elsordo.es

Y Magoga vuelve a conquistar (Cartagena)

La verdad es que cada vez que apostamos por el menú diario de Magoga es un acierto total. Hoy hemos estado comiendo / disfrutando de dos horas de buen comer, buena compañía, trato exquisito y una piedra que da muy buenas vibras, y que, curiosamente, es la misma que me ha tocado en las otras dos ocasiones que he comido allí. Comer en Magoga es terapéutico, medicinal diría yo, porque te alimenta el alma y comes dejando de lado todas las tensiones y malos rollos que hayas tenido a lo largo de la mañana. La luz tenue, los camareros que hablan a susurros, la gente, que por imitación, habla bajito,…una maravilla en contraposición a los ruidosos restaurantes donde los camareros y la gente estresada solo quiere engullir para irse corriendo y continuar sus vidas de correntillas pa´yá y pa´cá. El estrés no sirve para nada, así que vamos a hacernos un favor y cuando vayamos a comer dejemos las prisas si no queremos tener una úlcera de estómago antes del los 30.

Volviendo a la comida rica rica que hemos tomado hoy tenemos:

De entrante…

Una ensalada de judías verdes al dente, aguacate y una vinagreta con semillas de amapola.

IMG_0433

De primero…

Una moussaka con soja texturizada o una sopa de calabaza con crujiente de calabaza.

IMG_0435

IMG_0434

De segundo…

Albóndigas en salsa de curry rojo y coco.

IMG_0431

De postre…

Tarta de naranja y chocolate negro.

IMG_0432

El menú incluye café y bebida, y una gran variedad de panes caseros artesanales.

Realmente merece la pena ir a darse un caprichito por lo menos un día a la semana. ¡Y tienen muy en cuenta dietas especiales!

Alta cocina a precio de escándalo.

Puerta de Andalucía (La Puebla de Don Fadrique)

Restaurante Puerta de Andalucía (Puebla de Don Fadrique)Todos los años miramos atentamente la previsión del tiempo a lo largo del mes de enero, por si la nieve aparece por la Puebla de Don Fadrique, pero este año se ha hecho de rogar. Y hasta marzo nada de nada. Cuando vimos que el sábado pasado la nieve hacía acto de presencia en tan noble lugar, llenamos el depósito y rumbo a ver la nieve entre los almendros. Al llegar nos esperaba un bonito paisaje nevado a lo largo del camino hacia Santiago de la Espada y dio como resultado una buena cantidad de fotos en la nieve, poses varias, una nevada y una comida en el restaurante Puerta de Andalucía. Lo mejor que se puede hacer allí es hincarle el diente a los manjares que nos da el cerdo: blanco, butifarra, morcón, chorizo… Y eso fue lo que hicimos. Del cerdo, hasta los andares.

#Viagem a Portugal# Terras Gerais (Lisboa)

Después de reciclar algunas entradas y estar sin actualizar por culpa de mi compañía telefónica, hago una pequeña reseña desde el corazón de la ciudad lusa. Buscando con prisas un lugar para comer, hemos encontrado este pequeño y acogedor restaurante de tradición brasileña mineira.Una sopa de mandioca, pan de queso y ajo, yuca con queso, feijoada y vaca atolada ha sido nuestro menú. Y no podía faltar un brigadeiro de postre. Nos ha salido por  14 euros por persona. El dueño,muy simpático,se ha despedido plantándonos un para de besos a cada uno. Muito obrigado!

Terras Gerais. Calçada Santana, 70. Lisboa

Petit Komité (Cartagena)

Mira que cuando vi el nombre del restaurante me acordé mucho de mi primer blog, en cuyo título se incluía esta polivalente expresión française. Cuánto tiempo hace de aquello… Bueno, el caso que este lugar prácticamente recién estrenado, está situado en la calle Ramón y Cajal, Cartagena, y nos llena de esperanza en lo referente a la nouvelle cuisine cartagenera. Ocupa una de esas plantas bajas de Ciudad Jardín que todo cartagenero mira con deseo y sueña con vivir. Dispone de una terraza y de dos plantas, una para tapear y otra para ir a carta. En nuestro caso, fuimos a menú cerrado, de 20 euros, en el que incluían bebida, varias tapas y postre.
Tapa 1) Salmorejos variados: melón, manzana verde, tradicional, servidos en botellitas.

Tapa 2) Marinera en pasta filo. 


Tapa 3) Empanadillas de criollo con una salsa muy rica en la que mojarla aunque se me quedó corto el plato.


Tapa 4) Mini hamburguesas de ternera, con un pan de curry muy “molloso” y con una salsa dulzona. Muy buenas.


Tapa 5) Yakitori de secreto, embadurnado de salsa barbacoa. Sabroso.


Tapa 6) Croquetas de pato y remolacha. 


Tapa 7) Brownie de chocolate sobre coulis de jengibre y adornos florales. Muy rico, sobre todo al empaparse del coulis.


De beber unas cañitas y vino de la casa, de La Diligente, si no me equivoco.


A continuación os dejo dos de las versiones gluten-free de las tapas que adaptó el chef.

       

No tardaremos en ir, esta vez de carta, a ver cómo juegan sus cartas los del Petit Komité.

Mostacho café (Cartagena)

(Hace 8 meses escribía) Ayer aterricé en la nueva cafetería que han puesto en Cartagena, muy cerca de la Casa del Niño, en la calle Licenciado Cascales. Es un sitio muy bonico, con un horario muy amplio, lo que le permite tener desayunos y almuerzos con caña y tapa, comidas con platos sencillos, meriendas, cenas de bocata y calamares, e incluso copas. Los precios son populares y al alcance de todos los bolsillos. Y el asiático requetebueno.

Bar David (Castillo del Moral, Gran Canaria)

Hoy hemos estado en el Castillo del Moral, al sur de Gran Canaria, comiendo en un barecito muy pequeño y familiar, que tiene un pescado fresquísimo. No tiene carta y te ponen el menú sin preguntarte lo que quieres. Sólo te peguntan la bebida.

El menú constaba de unas papas con mojo, una ensalada gigantesca y una parrillada de pescados variados (vieja, gallito, cabritilla).
Regado con una cerveza Tropical (de la isla).
Todo 20€ por persona. Para mí ha sido un poco caro, aunque las cantidades eran inmensas.
BAR DAVID Calle Párroco Román Navarro, 7, 35107 Castillo del Romeral, Las Palmas

FOTOS: Negativo en Sepia

wp-1465504180444.jpg   wp-1465504192799.jpgwp-1465504213982.jpg            wp-1465504221695.jpg

Bar Pedrín (El Albujón, Cartagena)

En la antigua carretera que va a Murcia se encuentra El Albujón, un pueblecico acogedor donde hacía tiempo quería ir a probar los famosos “asiáticos” del bar Pedrín, bien batidos y mezclado el café con los licores y la canela, cuyo dueño es toda una autoridad en el tema. Cuentan que es allí donde se prepara el mejor asiático de Cartagena y comarca, (¡y más allá!) y que mejor que ir a comprobarlo in situ para poder hablar con propiedad. Y allá que nos fuimos una tarde de enero, en buena compañía, a degustar esta especialidad de café. Y muy buenos que están, oiga, con su punto de canela, preparados con mimo por Pedrín. El barecico merece la pena visitarlo, muy pintoresco y un dueño amabilísimo.

wp-1455490216302.jpg